Como repercute el contexto económico en el plan de ahorro

El plan de ahorro para fines determinados es la opción más elegida por los compradores de vehículos 0km cuando no se cuenta con el total del dinero. Durante 2019 el 59.1% compro abonando el total del valor (con descuento), el 40.6% mediante prendas y el 0.6% mediante leasing.

Dentro del 40.6% de los compradores mediante método prendario (cuotas),  el 55.4% compro bajo la modalidad de plan de ahorro, el 30.4% mediante la financiera de la marca y el restante 14.2% lo hizo con bancos y financieras privadas.  (Fuente Accara)

Para poder analizar la conveniencia y el porqué de la elección de los consumidores me parece lógico establecer las bases en la que estará fundamentada la opinión de este escrito.  El contexto de nuestra economía es inflacionario y para no entrar en debates sobre el futuro limitemosnos a dar por cierto que durante 2018 y 2019 el aumento de precios generalizado rondo mínimamente el 30%.

El plan de ahorro ofrece condiciones que los otros sistemas no, permite resguardo de los ahorros de quien paga la cuota, este sistema indexa los pagos realizados a medida que aumenta el valor móvil de la unidad de ahorro, entonces, si no está haciendo uso del vehículo por el cual se encuentra pagando, valoriza su inversión ya que lo pagado también se ajusta al valor actualizado.

En caso de tener el bien en uso, esta característica no tiene el mismo impacto positivo debido a que el bien asume una desvalorización natural por su uso por un lado y por el otro la cuota continua pagándose al valor de la unidad 0km. Existen herramientas para disminuir este impacto, una de ellas es comprar un plan de ahorro avanzado en cuotas y pagarlo por debajo de lo pago real en cuotas puras; y otra forma es anticipar cuotas a modo de cancelación total o parcial de la deuda, así es que ante la opción negativa tiene salidas varias.

La recomendación es retirar la unidad con la mayor cantidad posible de cuotas pagas, esta acción disminuirá el riesgo, mejorara la posición de análisis crediticio, generara gastos de retiro menores debido a menores valores prendarios.

Lamentablemente nuestra realidad indica que viviremos con inflación durante los años venideros, así es que el comprador debe ser realista con sus posibilidades de pago mensuales, contemplar los costos que implica tener un vehículo en la calle y evaluar cuál es el mejor negocio posible con esta excelente herramienta llamada Plan de Ahorro. Y si no entiende o no sabe qué hacer, esperamos su llamado.

Luciano Di Matteo

Lic. Adm. de Empresas-UBA